Borrar
El final de la sesión plenaria, marchándose los ediles socialistas. J. S. P.
La ausencia del edil popular, Juan Manuel Mariscal, en el Pleno trastoca los planes del equipo de Gobierno

La ausencia del edil popular, Juan Manuel Mariscal, en el Pleno trastoca los planes del equipo de Gobierno

El PP no sacó adelante una modificación urbanística, porque no tuvo los siete votos necesarios

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 7 de marzo 2024, 09:30

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La sesión plenaria de miércoles tuvo un poco de todo. Hubo diferentes puntos de vista ante un mismo tema, reproches entre partidos e, incluso, enfados que se materializaron en la marcha de los concejales del PSOE, justo antes de que se terminase la sesión plenaria.

Quizá, lo más llamativo fue que una nueva ausencia en el pleno del concejal del PP, Juan Manuel Mariscal, provocó que el equipo de Gobierno no puiera sacar adelante una modificación puntual de las Normas Subsidiarias, con el fin de poder continuar con el proyecto de la construcción de las nuevas instalaciones para la Guardia Civil, junto a las actuales dependencias.

Este punto tuvo el voto a favor de los seis representantes del PP participantes en esta sesión y el 'no' de los cuatro del PSOE –Enrique Borrega no pudo asistir- además de la abstención de la edil de Unidas por Trujillo. Fuentes municipales explican que, aunque hubo mayoría simple, se necesitaba un cuórum de la mayoría absoluta de la corporación municipal, formada por 13 componentes. Por tanto, se precisaban 7 votos para dar el visto bueno a esta modificación, hecho que no suceió. Ahora, el equipo de Gobierno estudiará las alternativas para intentar desbloquear este proyecto, según informan desde el Ayuntamiento.

El cambio

Esta modificación hace referencia a los equipamientos colectivos y «pretende flexibilizar las condiciones de su implantación, mediante la eliminación de la limitación del fondo máximo edificable», explicó la concejala portavoz popular, Consuelo Soriano. La alcaldesa, Inés Rubio, aseguró que, con esta modificación, se trataba de dar respuesta a un proyecto de interés general para el municipio, como son las mejoras para la Guardia Civil. Asimismo, apuntó que también se solventa un problema para otro equipamiento colectivo que puedan llegar.

Rubio además quiso dejar claro que este tipo de inconvenientes surge por tener unas Normas Subsidiarias obsoletas. «Tenemos que apostar y defender por un Plan General Municipal que permita el crecimiento ordenado», dijo.

La portavoz socialista, manuela Ortega, recordó que ya, el año pasado, se informó a los promotores que «no se habían leído las Normas Subsidiarias del Ayuntamiento de Trujillo», puesto que el proyecto no era acorde con esta normativa. Por tanto, tenían que reformar el proyecto. Así también se pronunció el líder socialista, José Antonio Redondo. «Lo que no tiene sentido y puede quedar precedente es que, por el interés de una redactora de un proyecto, cambie Trujillo sus normas». Redondo afirmó igualmente que su grupo quiere que se hagan las obras y por ello se dieron los permisos correspondientes en la anterior legislatura. Sin embargo, considera que ese proyecto no cumple. «Modificar en función de unos intereses particulares, a mí no me gusta». Además, recordaron que se entra en agravios comparativos.

En esta sesión plenaria, también se dio el visto bueno al convenio con la Junta de Cofradías, así como a la delegación de competencias para la selección de policías locales por oposición libre en la Junta de Extremadura, entre otros.

Enfado

El final del Pleno se enrareció, marchándose los ediles del PSOE sin que la alcaldesa levantase la sesión. Ese enfado fue desencadenado ante la petición de la concejala socialista, María Curiel, de que se retirara del acta la manifestación de la alcaldesa de que no se había tenido un interventor cualificado hasta hace unas semanas, «por respeto a la persona que ha estado desempeñando ese papel con anterioridad». Ante esta circunstancia, Inés Rubio indicó que se había reconocido su labor en diferentes ocasiones, pero «ciertamente como interventor con su cualificación, no lo es, hasta el mismo lo ha puesto de manifiesto», indicó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios