Aspace reivindica los derechos de las personas con parálisis cerebral en una actividad en la plaza Mayor

Participantes de la actividad tanto usuarios de Aspace Cáceres, como alumnos de centros educativos/ JSP
Participantes de la actividad tanto usuarios de Aspace Cáceres, como alumnos de centros educativos / JSP

La iniciativa lúdica y de sensibilización contó con estudiantes de diversos centros educativos

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El centro de Trujillo de Aspace Cáceres no ha querido pasar por alto el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, que se conmemora el 6 de octubre. Por ello, llevó a cabo ayer una actividad lúdica, reivindicativa y de sensibilización en la plaza Mayor, englobada en la campaña 'Dale la vuela', de la Confederación Aspace. Se contó con la participación de estudiantes de diferentes centros educativos de la ciudad, así como integrantes de la corporación municipal y de entidades sociales.

Una de las responsables de la iniciativa, Natalia Martín, educadora social del centro trujillano, apuntó que, con esta propuesta, se quiso poner en evidencia la situación de vulnerabilidad de los derechos de las personas con parálisis cerebral, así como con otras discapacidades.

La actividad comenzó con la lectura de una manifiesto leído por usuarios de Aspace en el que plasmaron algunas demandas. Entre otras, reivindicaron la atención en todos los ámbitos y durante toda la vida, «sin importar su lugar de residencia», la coordinación entre los servicios sanitarios y los sociales, así como la creación de redes de cooperación entre asociaciones y centros de atención, orientación y asesoramiento.

Protección

También pidieron el acompañamiento a la hora de la toma de decisiones y una especial protección de las mujeres con parálisis cerebral, porque «se enfrentan a situaciones de discriminación más graves, como la violencia de género o la intromisión en la vida íntima». Por todo ello, se insistió, una vez más, en la necesidad de atender esa vulnerabilidad que sufren las personas con parálisis cerebral y apoyar su derecho a ser ciudadanos activos.

Tras este manifiesto, la trabajadora social de Plataforma Sin Barreras, Elena Rodríguez, dio a conocer su experiencia vital y los obstáculos que ha tenido que superar como persona con parálisis cerebral. Seguidamente, los estudiantes participantes, con la ayuda de los usuarios de Aspace, completaron un 'atrapasueños', de grandes dimensiones elaborado previamente en el centro trujillano. Para ello, cada uno de los jóvenes puso una pluma con un mensaje que consideran que deben tener las personas con parálisis cerebral. Entre otros, se pudieron leer el respeto a la privacidad, a tener familia, a la salud, a la igualdad, así como a tener un hogar donde vivir.

Esta actividad terminó con dos bailes. Uno de ellos fue dirigido por los usuarios protagonistas y otro por estudiantes de los tres ciclos formativos de IES Francisco de Orellana. Ambos fueron seguidos por los menores participantes. Natalia Martín se mostró satisfecha por la respuesta obtenida.

La siguiente iniciativa del centro trujillano de Aspace Cáceres será el 25 de octubre con un trueque de libros en la plaza Mayor.