Trabajos realizados por estudiantes de centros educativos / HOY

La Asociación Víctimas del Terrorismo habla en la ciudad de «violencia para que no se repita»

El colectivo extremeña ha llevado a cabo sus jornadas durante cuatro días con diversos actos

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La difusión de la no violencia, además del encuentro de personas que comparten dolor y sufrimiento por una sinrazón. Estos fueron algunos de los objetivos de las XIII Jornadas organizadas por la Asociación Extremeña Víctimas del Terrorismo que tuvieron lugar desde el pasado jueves, hasta ayer. Contó con diversos actos, como charlas, una mesa redonda, una actuación musical, así como cuenta cuentos, entre otros. El presidente de la entidad, José María Antón, destaca que, con los testimonios de algunas víctimas, se conoce el sufrimiento para que no vuelva a pasar, señala.

Estas jornadas, a lo largo de estos días, han movilizado a unas 60 participantes no solo de la región, sino también de otras comunidades autónomas. No obstante, en el acto de inauguración, el pasado jueves, los organizadores contabilizaron unas 150 personas. Entre ellas, estuvo el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara. Antón recuerda que siempre tienen el apoyo del Ejecutivo regional.

Además de estos participantes, han tenido especial protagonismo estudiantes de diversos centros educativos de la localidad. Se debe a la elaboración y posterior exposición de murales, con dibujos y diversos lemas sobre la no violencia y sobre los valores del Estado de Derecho. José María Antón destaca la gran colaboración de colegios e institutos en esta actividad. Al final, han juntado más de 160 trabajos muy diversos. Los mejores, en diferentes categorías, tuvieron un reconocimiento. Estos trabajos se pueden ver en el claustro del conventual de San Francisco.

El encuentro contó con invitados que ofrecieron diversas charlas. Aunque estaban abiertas al público, al presidente de la asociación extremeña le hubiera gustado que hubiese habido más presencia de la sociedad trujillana, así como de los centros educativos en estas mesas de trabajo. No obstante, apunta que poco a poco, acuden a colegios para ofrecer sus testimonios. «Se habla de violencia para que no se repita», insiste.

Charlas

Entre esos invitados, estuvieron representantes del Centro Memorial Víctimas del Terrorismo, de la Fundación Fernando Buesa, así como de la dirección de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, que colabora con todas las asociaciones víctimas del terrorismo. Además, se contó con una representante de la Junta para hablar de la ley extremeña de Víctima del Terrorismo. «Lleva redactada hace cuatro años o más y se ha mantenido parada. Ahora se ha vuelto a impulsar», señala José María Antón. Estos invitados se unen a un dirigente de la dirección de proyectos pedagógicos de la Consejería de Educación, con el fin de dar a conocer la labor que se hace para promover los valores sociales y de convivencia.

Además de las diferentes intervenciones, se celebró una mesa redonda con representantes de asociaciones de diversas comunidades autónomas. El tiempo de asueto llegó con la actuación de Enverea y un cuenta cuentos.

Estas jornadas también acogieron un momento emotivo. El sábado, los participantes se trasladaron de Trujillo a Serradilla para hacer un homenaje al guardia civil, Justiniano Fernández, asesinado por el Grapo en 1981. «Se lo merecía hacía mucho tiempo no solo esta persona, sino también sus familiares», añade. Se contó con la colaboración del Ayuntamiento de la población.