Participantes de la ruta del pasado domingo

La asociación ciclista recupera 'La ruta de los berrocales'

Prevista para el 28 de noviembre, la idea es que sea una convivencia entre los participantes

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La Asociación Ciclista Francisco Pizarro, con el apoyo del club ciclista del mismo nombre, se ha marcado como objetivo fomentar, aún más si cabe, el deporte y, concretamente el ciclismo, no solo para los asociados, sino para todos los aficionados a la bicicleta. De este modo, se quiere dar la oportunidad a que participen en eventos, más o menos, organizados, según explica uno de los directivos, Manuel Plaza, gerente de 'CSR a dos ruedas', que también apoya al colectivo. Igualmente, se pretende que exista un contacto estrecho entre los ciclistas de diversos niveles y edades, añade su compañero Miguel Pino.

Con esa línea de trabajo y tras el parón por la pandemia, la agrupación ciclista ha diseñado tres propuestas. Una de ellas es la ruta familiar, que se tenía previsto llevar a cabo el pasado sábado, pero que se suspendió debido al mal tiempo. La idea es que se fuera de Trujillo a La Cumbre y se volviera, salvo los más pequeños que la vuelta la harían en coche. La intención es que se pueda recuperar antes de final de año.

La que sí se realizó fue, el pasado domingo, la ruta en carretera hasta Montánchez. El medio centenar de participantes salieron a la vez y, en un punto, los más aventajados se separaron para hacer algunos kilómetros más. A la vuelta, en otro lugar programado de avituallamiento, todos los participantes se juntaron para volver de nuevo a Trujillo. «La gente ha quedado muy contenta», señala Plaza.

Ruta

El plato fuerte de estas iniciativas llegará este domingo, con la recuperación de 'La ruta de los berrocales', que hacía unos años que no se hacía. Está planteada como una convivencia, no masificada, de ciclistas, con una participación de no más de 120 personas. «El objetivo es que, haya una convivencia real y un contacto entre los ciclistas locales», detalla este responsable. La ruta será por el entorno de Trujillo, de unos 45-50 kilómetros, asequible para todos los niveles. Habrá una variante, con una subida algo más exigente para quien la quiera hacer. Se contará con personal de la organización que guiará el trayecto de los participantes. «Es una invitación desinteresada de la asociación para todos los ciclistas de la ciudad», remarca Plaza. Además de compartir un tiempo, también servirá para disfrutar del paisaje más cercano al municipio.

Las inscripciones se pueden realizar en el correo electrónico de la asociación o en su número de teléfono, así como en 'CSR a dos ruedas'. Manuel Plaza recuerda que la idea de apuntarse es para que se tenga un control. Además, en esta convivencia, no faltará el bocadillo de patatera, algo tradicional que se daba en otras ediciones.