La residencia Santa Isabel abre hoy sus puertas a las visitas / JSP

El Asilo retoma la normalidad tras el brote de covid surgido

La residencia, que tiene 92 usuarios, retoma hoy la visita de los familiares y, próximamente, los nuevos ingresos

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La residencia Santa Isabel, más conocida como 'El Asilo', vuelve hoy a la normalidad, tras dos semanas con cierto nerviosismo. De hecho, a lo largo de esta jornada, se restablecerán las visitas de los familiares a los residentes.

Esta intranquilidad se ha debido a que ha surgido un nuevo brote de covid, afectando a más de una veintena de residentes mujeres, así como algunos trabajadores. Este hecho ha provocado que se tuviera que aislar la zona de mujeres y tomar todo tipo de precauciones, según detalla la madre superiora, Elisabeth Chafuelan. Hay que recordar que esta residencia está regida por la congregación Las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.

Esta dirigente incide en que se ha estado con mucho cuidado para que la situación no se agravase, ya que, aunque los residentes están vacunados contra el coronavirus, tienen muchas patologías. Al final, la covid, en esta ocasión, se ha pasado de forma asintomáticas o con síntomas leves. Ya las usuarias afectadas tienen pruebas negativas.

Desinfección

Además del aislamiento, se han llevado a cabo continuos trabajos de desinfección. Por ello, en un momento dado, se ha hecho un llamamiento a la población para que ayudase con la donación de lejía.

También se han pedido platos y cubiertos desechables para evitar los posibles contactos. «De nuevo la población ha respondido a nuestra llamada», señala la superiora, quien agradece, una vez más, esa colaboración ciudadana. Ahora la entidad tiene suficiente, al menos, de este material. No obstante, reconoce que cualquier ayuda siempre es buena ya que, en muchas ocasiones, «vivimos de lo que la gente colabora». Una de las cosas que siempre les viene bien es leche, además de galletas, alimentos que se consumen continuamente.

Fisioterapeuta

Esta residencia cuenta en la actualidad con 92 usuarios. En los próximos días, se retomarán los ingresos, que se paralizaron con este brote de covid. La idea también es retomar la normalidad en los diferentes servicios. De hecho, se quiere contratar una persona fisioterapeuta para llevar a cabo diferentes sesiones con los mayores. También precisan ocupar un puesto de enfermería, indica la superiora.

Además de estas necesidades, recuerda que las instalaciones siempre precisan mejoras. De hecho, en la actualidad se está pintando la fachada de la entrada de la residencia. Aunque reconoce que supone un gran esfuerzo económico, estaba muy deteriorada. También considera que, en un futuro, habrá que arreglar la parte de los hombres, que es ya antigua. Para ello, habrá que elaborar un proyecto y buscar esa necesaria financiación.