Un momento de la sesión plenaria celebrada este lunes

Aprobado de forma definitiva el proyecto de la residencia de Huertas de Ánimas con rifirrafe

En este punto surgió una discusión entre los líderes políticos al no dar el alcalde el segundo turno de intervención

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El Ayuntamiento dio un nuevo paso para hacer realidad una de las promesas electorales del PSOE, como es la construcción de la residencia de mayores en Huertas de Ánimas. En la sesión plenaria celebrada este lunes, se aprobó de forma definitiva el proyecto de estas obras, con los votos a favor de los socialistas y con la abstención del PP. En este punto surgió un rifirrafe entre el alcalde, José Antonio Redondo y la líder popular, Inés Rubio.

El mandatario trujillano recordó que este proyecto cuenta con todos los informes favorables. Por su parte, Rubio apuntó que han comprobado que hay algunas diferencias entre el proyecto inicial y el aprobado de forma definitiva en este Pleno. Explicó que se han tenido que hacer unas correcciones, ya que había informes desfavorables del SEPAD. En este sentido, sostiene que, en un principio, iba a ser una residencia tanto para válidos como para no válidos y con los cambios hechos, ahora solo queda una residencia para personas autónomas. Ante esta circunstancia, «nos parece que es un proyecto poco ambicioso, insuficiente y que no va a dar respuesta a las demandas y a las necesidades reales del municipio». Rubio indicó que, con esta modificación de proyecto, no se iba a votar a favor.

Ante esta postura, el alcalde, con cierta ironía, indicó que «me parece muy bien que usted no vote a favor de un proyecto de residencia en Trujillo para ancianos, gestionada públicamente». No obstante, quiso dejar claro que se viene apostando desde hace mucho tiempo por contar con una oferta pública para cuidar a los mayores.

Discrepancia

Como Redondo consideró que el punto estaba suficientemente debatido, ya que se había planteado en más de una ocasión en sesión plenaria y la portavoz popular había manifestado su intención de voto, no concedió un segundo turno de intervenciones, como es lo habitual. Ante este hecho, Rubio apeló a su segunda intervención al amparo del reglamento de organización y funcionamiento de las entidades locales. Sin embargo, el mandatario trujillano matizó que esa segunda intervención es competencia de la alcaldía. Además, insistió en que las posturas estaban claras. «Ustedes no quieren que se haga y nosotros sí». De este modo, le dijo que, si quiere, que recurra. A partir de ahí, se pasó directamente a votación, discutiendo ambos interlocutores.

La intención del equipo de Gobierno es sacar próximamente a licitación este proyecto para que alguna empresa opte a su ejecución. Fuentes municipales esperan que la subida de precios en los materiales y la inflación no jueguen una mala pasada a este concurso.