El alcalde vuelve a aclarar la deuda que tiene el Ayuntamiento

Un momento de la sesión plenaria de ayer /JSP
Un momento de la sesión plenaria de ayer / JSP

Salió al paso en la sesión plenaria celebrada ayer y ante los rumores que hay en la calle

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

El alcalde, Alberto Casero, una vez más, quiso explicar, en el pleno de ayer, la deuda del Ayuntamiento, ante los rumores que hay en la calle. Lo hizo con la aprobación, con el apoyo solo del PP y las críticas de la oposición, de notas de reparo y modificaciones de crédito, ante la falta de un presupuesto.

El primer edil insistió en que la deuda a largo plazo con las entidades bancarias y la Diputación de Cáceres asciende a 1.386.000 euros. Ese dinero proviene del primer plan de pago a proveedores solicitado al Gobierno Central en la anterior legislatura, ante lo que «nos encontramos en el cajón». También se está pagando un crédito de 50.000 euros por las farolas en la ronda de San Lázaro. Todo ello se une al último pago de un crédito de 897.000 euros solicitado en 2002 y que vence el 1 de junio, así como a la hipoteca por la compra de la iglesia de La preciosa Sangre de Jesús. También hay que añadir la concesión de los anticipos reintegrables de la Institución provincial, que es a interés cero.

Casero, asimismo, detalla que la deuda a proveedores se sitúa en algo más de 1.100.000 euros. En esta cuantía está incluida los 260.000 euros de nóminas del mes de mayo, así como 400.000 euros que se debe a la entidad FCC, deuda que se irá pagando poco a poco mediante un acuerdo judicial. Ante estas cifras, «no se puede mentir a los ciudadanos», afirmó.

Casero matiza que esos reparos y modificaciones de crédito llegan para que nada quede guardado en el cajón. Reconoce que le queda una sensación triste por no haber aprobado el presupuesto de 2019, a pesar de estar hecho. Sin embargo, reconoce que se está pasando por «una extrema dificultad» a la hora de elaborar unas cuentas municipales, porque hay que cumplir con distintas normativas.

«Auténtico desastre»

El portavoz del PSOE en este Pleno fue Ricardo Jiménez. Considera que la gestión económica de los populares ha sido «un auténtico desastre», con falta de proyecto, de ambición y de compromiso. Jiménez criticó que con la mayoría absoluta del PP, no se ha sido capaz de sacar adelante un presupuesto municipal.

El representante de IU, Joaquín Paredes, aseguró que, este último ejercicio, se ha administrado mal. Apuntilló que se despide esta legislatura con la sensación de que no se ha sido capaz de gestionar de forma correcta, porque ha faltado un instrumento, como ese presupuesto. Al menos, aseguró que no dejará nada en el cajón.