Alberto Casero reivindica las aportaciones del Ayuntamiento en la Feria Nacional del Queso

Participantes en el certamen /HOY
Participantes en el certamen / HOY

Destaca igualmente la gran afluencia de visitantes en esta últma edición

REDACCIÓN HOY TRUJILLO
REDACCIÓN HOY TRUJILLO

Todavía no hay datos oficiales de la Feria del Queso de Trujillo. No obstante, todo hace prever que ha sido un éxito. Así lo destacaban algunos queseros el pasado sábado e incluso el domingo. De hecho, expositores se quedaron sin sus productos estrellas. El alcalde anfitrión, Alberto Casero, resalta el gran volumen de visitantes durante los días del certamen. Prueba de ello es que, del miércoles al sábado por la tarde, se tenían contabilizados 182.000 visitantes. A este número hay que sumar la última hora de ese sábado y el domingo, donde también hubo un gran número de personas disfrutando de las distintas variedades de queso. Casero también resalta, una vez más, tanto la calidad de los quesos expuestos, como de la cata concurso, que contó con 95 ejemplares, un número record, en relación a los últimos años.

El primer edil igualmente pone de manifiesto las novedades que se han ido introduciendo a lo largo de los años, gracias al Ayuntamiento y que han servido para consolidar el certamen. En este sentido, hace mención al país y a la comunidad autónoma invitados, las jornadas gastronómicas vinculadas al queso que se han llevado a cabo en los últimos años en distintos restaurantes y hoteles, además de los talleres de quesería. «Todo ello ha sido una apuesta que ha realizado el Ayuntamiento para que la feria creciera y mejorara», añade. No se olvida de mencionar el carácter profesional del certamen.

El primer edil no tiene dudas de que hay que seguir innovando. Recuerda que en otras ediciones también se han hecho show cooking, así como conciertos. Por todo ello, confía en que no se abandone esa línea. Reconoce que queda trabajo por hacer. Uno de ellos es intentar reducir la lista de espera de expositores. Para ello, se necesita habilitar más espacio en la plaza Mayor para dar cabida a más queseros.