El acusado entrando en el juzgado de Trujillo. / JSP

El acusado de matar a su hermano en 2020 insiste en que fue durante una pelea

El abogado del acusado apunta que a Juan José «se le nota bastante deprimido y arrepentido»

Javier Sánchez Pablos
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

Juan José Palacios Porro llegó ayer a los juzgados de Trujillo un poco antes del mediodía, acompañado de dos guardias civiles y procedente de la cárcel de Cáceres. Una hora después volvió a salir de nuevo escoltado por los agentes para volver a prisión.

En la cárcel permanece desde septiembre de 2020, acusado de matar a su hermano Alfredo en una pelea en un parque de Trujillo. El suceso creó un gran revuelo.

El acusado volvió a la ciudad de la que era vecino debido a que tuvo que prestar declaración ante la magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Trujillo. Este interrogatorio supuso el final de la fase de investigación de este caso. Así lo detalló a este diario el abogado del acusado, Antonio Luis Díez García, designado por el turno de oficio.

El letrado apunta que el investigado se ha reiterado en la declaración que prestó en su momento a la policía. Según Diez, Juan José volvió a señalar que hubo una discusión. «Su hermano, el difunto Alfredo, sacó un cuchillo, le pinchó y entró por una fosa nasal y salió por el pómulo». Añade que cuando Juan José vio la sangre, «poco menos que se volvió loco, cogió a su hermano y le propinó unos puñetazos». El letrado apunta asimismo que Juan José no recuerda la secuencia de todos los hechos. También recalca que «se le nota bastante deprimido y arrepentido», puesto que considera que en ningún momento pretendió acabar con la vida de su hermano.

Tras esta declaración, se abrirá el procedimiento correspondiente. Díez avanza que se ha personado como acusación particular uno de los hermanos. En este proceso también está la Fiscalía. «Las tres partes fijaremos los hechos correspondientes en una comparecencia y a partir de ahí, se seguirán los procedimientos». Añade que se desconoce si va a ser posible llegar algún tipo de conformidad en cuanto a la pena o hay que celebrar el juicio. No obstante, recuerda que la última palabra la tiene el cliente, con independencia del consejo del abogado y a pesar de la gravedad de los hechos.

Antonio Luis Díez explica que se ha tardado tanto en finalizar esta fase de investigación porque ha habido muchas partes a las que consultar. También se estaba esperando el informe de la autopsia. «Teníamos el preliminar, pero el informe de la autopsia se ha demorado un poco más».

El acusado continuará en prisión preventiva hasta que se celebre el juicio, añade.

Este diario se puso en contacto con el abogado de la acusación particular pero no hizo declaraciones.