Los Coloquios descubre a un Francisco Pizarro poco conocido

Se trata de la ponencia de la historiadora Carmen Martín, que será a las seis de la tarde

Rosario Alvarado, Jesús Barbero y Vicente Pastor, ayer en los coloquios. JSP
BUEN REGIDOR Y BUENA PERSONA

Francisco Pizarro era una persona inteligente, buen legislador y gobernador, que se preocupó por el pueblo indígena. Son algunas de las ideas que se expondrán hoy en los Coloquios Históricos de Extremadura, que se desarrolla durante esta semana en el convento de la Coria. Este planteamiento será defendido por la doctora en Historia de América y especialista en el mundo andino, la madrileña María del Carmen Martín, con la ponencia 'Francisco Pizarro, el gran desconocido'. Hará un resumen de su nuevo libro, que acaba de salir a la luz, sobre el conquistador trujillano y que tiene el mismo título que la comunicación.

Reconoce que, en muchas publicaciones, se ha presentado a Pizarro con una leyenda negra, responsables de numerosas muertes, como la del líder inca Atahualpa. En distintas ocasiones, su figura ha provocado rechazo por sus acciones. Nada más lejos de la realidad. La historiadora, con documentos antiguos, descubre a un Pizarro poco conocido, más humano, «que lucha por ser buena persona, un buen legislador».

Estos documentos son las crónicas 'suma y narración de los incas', de Juan de Betanzos, que estuvo al lado el conquistador trujillano, así como el 'diario de Inés Muñoz', la esposa de Martín de Alcántara, hermano de madre de Pizarro. Esta documentación se unen al estudio de las cartas que el mismo conquistador escribió a Carlos V contándole sus peripecias. Con esta información, la historiadora corrobora que fue una buena persona y que intentó conservar la cultura inca. Aunque reconoce que no aprendió ni a leer ni a escribir, se supo rodear de personas que le asesoraban de forma correcta. También matiza que no tuvo más remedio que ejecutar a Atahualpa, a pesar de que no quería. «Lloró en su muerte», añade

En la presentación de hoy, que tendrá lugar a las seis de la tarde en la Coria, estará el cónsul de Perú, que ha realizado la presentación de la publicación. María del Carmen Martín sostiene que este libro será presentado en la Casa de América, así como en el Ateneo de Madrid.

Esta ponencia forma parte de las 37 exposiciones, más la inaugural, con las que cuenta esta edición de los Coloquios. Su presidenta, Rosario Alvarado, destaca, por ahora, la buena participación. La jornada de trabajo de hoy comenzará a las cinco de la tarde y se alargará hasta las nueve de la noche. Durante estas horas, se podrán escuchar trabajos como el de 'Hernando Pizarro y la perpetuación de su linaje', a cargo de Esteban Mira, 'Nuevas aportaciones sobre dos inscripciones visigodas aparecidas en la zona de Trujillo', de Andríán Elías Negro y 'aproximación visual al abrigo de Florencio', de Vicente Pastor

El acto de clausura tendrá lugar mañana, a partir de las seis de la tarde. Además de las palabras de la presidenta, se entregarán los premios, en sus diferentes categorías. El de 'Xavier de Salas' está destinado a los jóvenes investigadores, el de 'Obra Pía de los Pizarro', es para el mejor trabajo relacionado con los Pizarro o con la Conquista de América, así como el de 'Centro de Profesores y Recursos de Trujillo', que irá a parar a la mejor comunicación sobre la historia de la educación en Extremadura. También está el premio Especial XLIII Coloquios Históricos de Extremadura.