La Junta reconoce los valores de la Semana Santa trujillana con una distinción anhelada durante años

Destacan la originalidad de la celebración y las tallas de madera de los siglos XVII y XVIII

La Virgen de la Soledad, en una de las procesiones. JSP
DECLARADA DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL

Durante años se esperaba la noticia. A pesar de ello, en los últimos meses, de cierta forma, se confiaba en que podía llegar la distinción. No por ello el anuncio sorprendió a los directivos de la Junta de Cofradías y Hermandades, así como a integrantes del equipo de Gobierno. El consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, Víctor del Moral, dio a conocer ayer que la la Semana Santa de Trujillo ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, según fuentes del Gobierno de Extremadura.

Del Moral destaca que este reconocimiento se otorga por « la originalidad de la celebración». Entre otros aspectos, destaca la conjunción de las tallas de madera de los siglos XVII y XVIII con el conjunto medieval del casco antiguo, así como la celebración de dos procesiones magnas del Jueves y Viernes Santo. El expediente que avala esta declaración también resalta la antigüedad y periodicidad de la fiesta, así como «la capacidad para atraer visitantes y el atractivo que ya de por sí tiene Trujillo, unos elementos que la hacen merecedora de esta distinción», según informa el Ejecutivo regional en su web.

Esta noticia corrió ayer en la ciudad trujillana como la pólvoras. La alegría era palpable en numerosos vecinos. En una comparecencia pública, el concejal de Turismo, José Ramón Ruiz, acompañado por el presidente de la Junta de Cofradías, Javier Torrres, afirmó con cara sonriente que este título «es un éxito de todos». Reconoció que muchas personas han trabajado tanto en el pasado, como en la actualidad, para conseguir ese nombramiento. Además «es un logro que Trujillo necesita como centro turístico». Este nuevo título tendrá repercusión nacional con calado internacional.

La declaración supondrá, además, que hay que continuar trabajando, por ejemplo, en la puesta en marcha de una sede, un proyecto también esperado desde hace mucho tiempo por la Junta de Cofradías.

Ruiz apostó por mantener la devoción, la tradición y el valor religioso que tiene la Semana Santa de Trujillo. «Nuestras tradiciones hay que conservarlas, guardarlas, mantenerlas y, sobre todo, respetarlas». Ruiz tuvo palabras de agradecimiento para el alcalde, Alberto Casero, para la directora general de Turismo, Elisa Cruz, así como para la Junta de Cofradías.

El presidente de esta agrupación, Javier Torres, también agradeció el apoyo del Ayuntamiento. Destacó la labor de los presidentes y directivos de las hermandades y cofradías. No se olvidó de aquellas personas que han trabajado durante años en la celebración de los distintos actos de la Semana Santa. Además, apuntó que no ha sido fácil conseguir este reconocimiento. Sin embargo, este año, se esperaba que tuviese un final feliz. La distinción de la Semana Santa como fiesta de Interés Turístico Regional repercutirá económicamente en la ciudad.

Este sueño hecho realidad se llevaba persiguiendo durante años. Ya, el 7 de diciembre del año pasado, la corporación municipal aprobó, en sesión plenaria y por unanimidad, la solicitud a la Junta de que la Semana Santa de la ciudad fuera declarada de Interés Turístico. En esos días de procesiones de este año, llegaron a la ciudad diferentes evaluadores de la Administración regional. Por fin, ayer, se concedió este título.