La guardería de Trujillo se adapta a la normativa para que se pueda abrir de nuevo

Las obras comenzaron el 1 de agosto

Obras en la guardería. JSP
MEJORAS EN LAS INSTALACIONES

La Concejalía de Obras tiene diversos frentes abiertos. Uno de ellos es la guardería municipal de Trujillo y otro, el núcleo de población de Belén. Según fuentes municipales, es necesario adaptar la escuela infantil a la normativa aprobada en 2008. Esta remodelación es imprescindible para que estas dependencias se puedan inscribir en el registro de centros docentes no universitarios de Extremadura, con la consiguiente autorización para impartir enseñanzas a escuelas infantiles públicas dependientes de la Administración regional. Por tanto, «si no se hacen las obras, no se pueden abrir», indica la concejala portavoz del gobierno, Inés Rubio.

El edil delegado, Emilio Novella, explica que, en la actualidad, este centro no cumple con los requisitos, ya que varias aulas no disponen de la superficie mínima exigida en relación al número de alumnos. Además, carece de una sala de usos múltiples. Estas obligaciones deberían haberse realizado una vez que se aprobó el decreto correspondiente a 2008. Ante esta situación, los operarios municipales han comenzado a realizar las oportunas adaptaciones. Deben realizar el cerramiento del porche para habilitarlo como sala de usos múltiples. Además, ya ha comenzado la redistribución interior de las aulas para que obtenga la superficie mínima.

La intención es que esté todo en perfecto estado de revista a principios del curso escolar. La ejecución del proyecto no es importante en cuanto a inversión. Supondrá un gasto de cerca de 9.500 euros en materiales. El personal es de la Administracion local.

Para ejecutar este proyecto se demolerán diversos tabiques y se construirán otros para las nuevas divisiones, por ejemplo de las aulas de mayores, de bebés y del pasillo distribuidor. Quizá la mayor obra se realizará en ese porche, con su cerramiento. Además, se ejecutará un solado. «Debido a la diferencia de nivel existente entre el actual solado de ese porche y el de la guardería, se procederá a elevarlo para regularizarlo», mediante le ejecución de una base de hormigón. Este contará con un gres antideslizante. Esta intervención también conllevará la modificación del falso techo para la adaptación a la nueva distribución. Además, se harán los cambios oportunos en la instalación eléctrica. Todo ello se unirá a la pintura.

La Concejalía de Obras también realiza el arreglo de la plaza de Belén, debido a que se encontraba en mal estado. Este trabajo comenzó el pasado 1 de agosto. Los operarios ya han levantado el firme y se han colocado los bordillos. La intención es dar una mayor resistencia a este espacio. Irá totalmente hormigonada. La reforma estará terminada antes de que comiencen los principales actos de las fiestas de Belén. En este núcleo de población se 'parchearán' distintas vías, como la calle Real. Todo ello se completará con la colocación de un parque, junto a bancos y una fuente. Algunos asientos, asimismo, se pondrán en otras zonas de la ciudad como en San Clemente, en la avenida Reina María Cristina y en la carretera de Cáceres, entre otros.