El IES Francisco de Orellana 'cuida' el francés con diversas iniciativas

Tiene cerca de180 alumnos que estudian este idioma

El narrador participante en el cuenta cuentos de ayer. JSP
UN CUENTA CUENTOS SE LLEVÓ A CABO AYER

En un sistema educativo donde prima el inglés, el IES Francisco de Orellana ha hecho un pequeño 'oasis' al francés. Prueba de ello son los cerca de 180 alumnos que estudian la lengua y la cultura francófona. Una gran mayoría pertenece a la sección bilingüe, que comenzó hace ocho años en este centro. Con el paso del tiempo, ya está instaurada en cuatro grupos de Educación Secundaria. Gracias a esta fórmula, se imparten clases en francés de Geografía e Historia, Ciencias Naturales, así como Ética y Filosofía, entre otras. A las responsables de esta sección le gustaría también que llegase a Bachillerato.

El incremento de alumnos por estudiar francés se debe «a un sistema revolucionario» de enseñanza, señala una de las docentes, Remedios Cuesta. Y es que este instituto cada vez tiene más actividades para que los jóvenes vean en el francés «una ventana al mundo y una alternativa para el futuro». Cuesta considera que se deben dar cuenta de que es útil. Para ello, su departamento tiene programada varias iniciativas para este año.

Una de ellas se realizó ayer en el teatro Gabriel y Galán. Se trató de un 'cuenta cuentos', actividad englobada en la quincena cultural francesa llamada 'ExtraFrancia' y que se desarrolla en la región. Está financiada por la embajada gala.

Como protagonista de este evento estuvo el músico, escritor y narrador senegalés Souleymane Mbodj. Acompañado de instrumentos musicales, narró historias tradicionales africanas en francés. Además, con sus cuentos fomentó valores como la tolerancia, la solidaridad y el respeto hacia los demás, explica Remedios Cuesta. En esta actividad participaron 130 alumnos.

Otra de las propuestas importantes en las que están trabajando las docentes del Departamento de Francés es en la realización de un intercambio, que se podría celebrar con un centro de Segré, en abril. Dependerá de las ayudas que pueda conceder la Consejería de Educación de la Junta. Los encuentros podrían tener su continuación si se materializa una nueva idea. Sería realizar una convivencia o encuentro en la plaza Mayor de la ciudad trujillana con las secciones bilingües de francés de la región. Cuesta explica que este proyecto está, por ahora, en el aire.

Estas propuestas se completarán con actividades que ya se han hecho otros años con éxito, como puede ser la semana cultural que servirá para dar a conocer diversos aspectos de la cultura gala. También se quiere llevar a cabo pequeños teatrillos, así como «minicongresos». En este caso, se trata de que alumnos hagan exposiciones de diversos temas a compañeros de otros cursos. Tampoco faltarán concursos, gincanas por la parte antigua de la ciudad, además de la dramatización de diversos textos. La docente no duda de que, poco a poco, el francés está teniendo más aceptación en el centro. Los estudiantes que se suben a este tren ya no se consideran casos excepcionales, añade.